SALUDO

Fachada del colegioComo Director, es mi deseo daros la bienvenida al Colegio Diocesano "La Inmaculada Concepción" de Linares, Centro Concertado Bilingüe, y que se sitúa en el marco de un pluralismo de opciones educativas, dentro de una sociedad en la que coexisten diversas visiones de la persona, de la vida y del mundo. Nos ofrecemos como un medio real que facilita a las familias el ejercicio de la libertad para elegir el modelo de educación que desean para sus hij@s.

El Colegio Diocesano "La Inmaculada Concepción" se declara como un Centro Educativo Católico que ofrece, de forma prioritaria, una formación integral como base para un completo desarrollo del alumnado, sin discriminación por causa alguna, dando respuesta así a la demanda de la sociedad, en general, y a la de las familias, en particular. Buscamos una armonía entre la formación intelectual, la dimensión emocional y la educación en valores, dentro de un marco de profundo respeto por la vida, que promueve hábitos de autocuidado, conciencia del entorno natural y cultural, responsabilidad social y aprecio por la diversidad, poniendo el énfasis en la motivación, en el desarrollo de la reflexión y del espíritu crítico, en el aprender a pensar y a valorar, en los diferentes niveles educativos.

Es nuestro objetivo, como Comunidad Educativa, que alumnos y alumnas contribuyan decisivamente a construir una sociedad más justa, fraterna, tolerante y solidaria. Abogamos por el ejercicio de la libertad individual y el sentido de la responsabilidad, promoviendo el diálogo de forma permanente, tanto para superar diferencias como para alcanzar la verdad.

En el aspecto metodológico, apostamos por nuevas metodologías más motivantes para el alumnado, bajo un enfoque común, en pro de obtener el máximo desarrollo de las potencialidades de cada niño, niña o joven más allá de sus habilidades innatas.

Por último, he de deciros que la educación, un mundo cada vez más complejo para todos, pero fascinante, ha de ser una tarea compartida por el Colegio y las Familias. Es mi deseo que ambos nos encontremos preparados para emprender con ilusión y ganas esta gran aventura.

Un afectuoso saludo,

Andrés Castro Blanco, Director General.